ESTRATEGIA

No juegues cuando sientas estos síntomas

En este artículo encontrarás consejos que te ayudarán a decidir cuándo es mejor no jugar al poker, aplicables al en vivo y al online.

No juegues cuando sientas estos síntomas

En el poker, los aficionados y los semiprofesionales tienen una ventaja sobre los profesionales: no tienen que jugar al poker si no quieren. síntomas

Pueden ser selectivos y jugar sólo cuando elijan, sin depender del juego para su sustento como lo hacen la mayoría de los que toman este deporte mental como un hobby.

A pesar de esto, muchos recreacionales no aprovechan esta ventaja y juegan al poker incluso cuando no deberían.

Este artículo es una guía para identificar aquellos momentos en los que tiene más sentido no jugar. Algunos de estos consejos pueden parecer obvios, pero otros no tanto.

  • Cuando estas realmente cansado

Seguro que muchos han visto a jugadores notoriamente cansados en una mesa. ¿Por qué no se levantan? 

Probablemente estén tan cansados ​​que les sea imposible superar la inercia del descanso que los ha mantenido en la mesa durante demasiado tiempo. Si estás cansando, márchate de la mesa, tu bankroll te lo agradecerá.

  • Cuando has estado perdiendo durante mucho tiempo

Aunque el poker es un buen juego, si ha estado perdiendo durante mucho tiempo, debes dejarlo antes de perder todo. Ser un perdedor durante mucho tiempo afecta tu imagen, tu confianza y por tanto tu juego. 

síntomas

Evita jugar cuando estés mal porque tu desempeño puede llevarte a estar peor.

La derrota en sí misma también puede ser el producto de un mal juego que no puedes o no quieres reconocer. 

  • Cuando estas enojado

Un viejo proverbio dice: «La ira es un gran combustible para el juego autodestructivo».

Si estás furioso con tus oponentes, o incluso con alguien o algo que no está involucrado en el juego, estás distraído. El juego distraído no es óptimo. Mejor arregla lo que te enoja antes de volver a jugar.

  • Cuando estás quebrado

Muchos pueden pedir prestado dinero de vez en cuando para entrar o permanecer en la acción. No hay nada de malo en ello, siempre y cuando se pueda pagar la deuda fácil y rápidamente.

Pero aumentar el tamaño del juego cuando ya se está en quiebra es completamente otro asunto que pone una presión indebida para ganar, una presión que solo puede servir para socavar nuestro A-Game.

  • Cuando te sientes mal

Si estás enfermo, borracho o bajo alguna sustancia ilegal, ¿por qué juegas? Obviamente, tu juego no estará en su mejor momento. 

  • Cuando el juego no es rentable

Si el buy-in es demasiado alto, los jugadores son demasiado buenos o incluso si simplemente no te gusta jugar con algunos jugadores, siempre puedes decidir no jugar y volver en otro momento.

  • Cuando no te apetece

No hay razón para presionarse para jugar cuando no te apetece. Tómalo como un mensaje subliminal de que no puedes dar lo mejor de ti mismo en la mesa. Confía en tus instintos y evita la acción habitual de salir a jugar aunque no quieras.

Fuente: assopoker.com

¿Quieres enterarte primero de todo lo que sucede en el mundo del poker? CodigoPoker te brinda la mejor información minuto a minuto en tu social media. Síguenos en Facebook, Twitter, Youtube y Google

NOTICIAS MÁS LEIDAS Presentadas por