CURIOSIDAD

La increíble historia del badbeat dentro de otro badbeat

RJ Bergman pasó de sentirse ganador de una mano con poker a conformarse con el badbeat jackpot, aunque finalmente se quedó sin una ni otra.

La increíble historia del badbeat dentro de otro badbeat

Quienes llevamos mucho tiempo en esto hemos visto una infinidad de badbeats, por lo que nuestra umbral de sorpresa ya está bastante alto. Sin embargo, cuando vimos este nos voló la cabeza: un badbeat dentro de otro badbeat.

La historia comienza en el Casino del Sol en Tucson, Arizona, en un cash game de US$1/US$2 NLH. En la mesa estaba jugando RJ Bergman , un recreacional de 37 años a quien la suerte no le sonrió ese día.

Tras comprar una caja de 200 dólares y después de una hora de estar card dead, Bergman tenía alrededor de US$165 en su stack. Y fue ahí  cuando en la SB recibió 9 9. Pagó el raise de US$8 del UTG, que a su vez había sido pagado por el HJ y el botón.

RJ Bergman es el protagonista de esta desafortunada historia.

El flop no pudo haber sido mejor para nuestro protagonista 10 9 9. Con esa mano quería sacarle el mayor valor posible y, en una de esas –en el peor de los casos–, llevarse el badbeat jackpot que tenía 18 mil dólares esperando por algún desafortunado.

Por lo mismo decidió slow-playear y pasó. El UTG mandó 15 dólares y los tres jugadores pagaron.

Una J apareció en el river y Bergman volvió a pasar. UTG apostó otra vez US$25; el HJ dio el call mientras que el botón subió a US$50. Qué mejor para nuestro confiado amigo, que puso su mejor cara de poker solo para pagar.

Ya con tres jugadores en la mano, el river 10 causó estragos. Bergman mandó all.in por 105 dólares por si alguien había formado un full house o un color, maximizando las ganancias. Pero…

¡Sorpresa!

El jugador en HJ insta-pagó con sus últimos 30 dólares con poker de 10.

Su cara de pesar duro unas milésimas de segundo, porque recordó que había un badbeat jackpot y que por lo bajo se llevaría unos 9 mil dólares. Pero el jugador del botón dio vuelta sus cartas y tenía K Q, ¡¡escalera color!!

Bergman había sido badbeateado dentro del badbeat. Ni H.P Lovecraft pudo haber creado algo más terrorífico.

El jugador con poker de diez había desplazado su mano y por lo mismo se quedó con los 9 mil dólares, mientras que el jugador de la straight flush se llevó US$4.500. Los demás jugadores, entre ellos Bergman, se quedaron con US$665 dólares, US$8.335 menos de lo que pudo haber ganado.

«Nunca más juego slow un poker», señaló el protagonista, que contó su triste historia en un hilo de Reddit que ya suma más de 200 comentarios que le dan el pésame por su mala fortuna.

¿Quieres enterarte primero de todo lo que sucede en el mundo del poker? CodigoPoker te brinda la mejor información minuto a minuto en tu social media. Síguenos en Facebook, Twitter, Youtube y Google

NOTICIAS MÁS LEIDAS Presentadas por