ESTRATEGIA

Tres consejos para evitar la soberbia de la victoria

Cuando se atraviesa una sesión ganadora es fácil caer en algunos errores que pueden hacer creer que se está jugando bien, pero que más tarde se pagará caro.

Tres consejos para evitar la soberbia de la victoria

Cuando en el poker se atraviesa en una racha negativa es fácil volverse loco, sin embargo muchos subestiman el otro lado de la moneda. Cuando se va ganando también es sencillo perder el norte con la estrategia y cometer algunos errores por «soberbia» que te vuelvan a poner en el lado negativo.

Sí, incluso la victoria trae consigo una serie de precauciones y peligros que son igual de importantes, pero menos notorios que cuando se encuentran en el lado rojo.

Es por esto que a continuación se presentan tres interesantes consejos para que disfrutes y saques buenas conclusiones tras una sesión en verde.

  • No seas complaciente

soberbia

Caer en la soberbia nos puede jugar una mala pasada a futuro.

Así como ganar empuja a examinar mejor las jugadas, ganar tiende a ser la manera opuesta, lo que genera un exceso de confianza. Estamos ganando, las cosas van bien y estamos contentos, ¿para qué molestarnos?

Esto es especialmente cierto para los jugadores de poker novatos que pasan de los juegos en casa con amigos al poker en línea y que, si ganan de manera temprana, tienden a creer que su éxito es el resultado de su juego.

El problema es que si se enfoca demasiado en el resultado general de las sesiones positivas, se puede perder de vista los puntos débiles que realmente están costando dinero en los momentos negativos.

  • Aprendiendo la lección equivocada

Ganar puede reforzar creencias erróneas, como pensar que una jugada técnicamente incorrecta, pero que (afortunadamente) ha traído un resultado positivo, es en cambio lo correcto en esa circunstancia.

Por ejemplo, puede suceder que un jugador haga un bluff y gane un bote solo porque tuvo suerte en el river: un inexperto podría pensar que ha hecho una buena jugada y, por lo tanto, seguir repitiéndola en el futuro, es decir cometiendo el mismo error una y otra vez.

De esta manera, habrá aprendido una lección equivocada que lo llevará a experimentar una sesión negativa por su soberbia en el juego.

  • Exceso de confianza

Para algunos jugadores, ganar es una experiencia casi embriagadora. En el sentido de que cuando ven que el stack crece, se sienten inmortales y su capacidad de razonamiento disminuye. En pocas palabras, ganar, especialmente si sucede rápidamente, hace que se vuelvan locos.

Imagina a un jugador que en dos o tres horas de juego multiplica su stack por diez. Entonces comienza a jugar súper agresivamente, porque se siente invulnerable detrás de esa montaña de fichas. Sus oponentes, más experimentados que él, comienzan a adaptarse: explotan su rango demasiado amplio y erosionan lentamente su stack.

Está convencido de que lo correcto no es bajar de marcha y adoptar un estilo más reflexivo y cuidado, sino seguir empujando como lo había hecho hasta ahora: después de todo había funcionado, ¿no?

Solo al final de la sesión, cuando se haya arruinado, se dará cuenta de lo que acaba de pasar. Por lo mismo, modera tu juego y no te dejes «embriagar» por la confianza y la soberbia que te han dado un par de manos ganadoras.

Fuente: assopoker.com

¿Quieres enterarte primero de todo lo que sucede en el mundo del poker? CodigoPoker te brinda la mejor información minuto a minuto en tu social media. Síguenos en Facebook, Twitter, Youtube y Google

NOTICIAS MÁS LEIDAS Presentadas por