ESTRATEGIA

Miedo a las pérdidas: enemigo #1 de los grinders

Aquí te dejamos este artículo para que puedas conocer el efecto psicológico que puede afectar para bien o mal tus sesiones de poker.

Miedo a las pérdidas: enemigo #1 de los grinders

En psicología, la aversión a las pérdidas está vinculada al efecto de dotación, que se refiere a la tendencia de una persona a sobrestimar lo que tiene. Para explicarlo con un ejemplo, cuando tratas de vender una camiseta vieja en Internet, a la que le tienes mucho afecto: vale mucho para ti, es casi una rareza, y probablemente intentes obtener más de lo que realmente es. pérdidas

De hecho incluso puedes ofenderte al recibir ofertas por una cuarta parte del valor que le has dado: éste es un efecto de dotación típico. Según el psiquiatra Richard L. Peterson, «muchas personas califican negativamente las pérdidas dos veces más intensamente que sus ganancias positivamente«, como se indica en su libro Inside the Investor’s Brain.

pérdidas

Para el psiquiatra Richard L. Peterson, el dolor de una pérdida es el doble de la alegría de una victoria de la misma magnitud.

Cuando un jugador de poker se sienta en una mesa de cash, generalmente lo hace con un porcentaje de fondos que está dispuesto a perder, ya que es parte del juego encontrarse con sesiones ganadoras y sesiones perdedoras.

En realidad, este razonamiento es un error, porque una vez que ingresas al juego, el buy-in ya no te pertenece, ya sea en cash o en un torneo. Es muy difícil para algunos jugadores pensar en estos términos, porque incluso perder más de la mitad del buy-in es casi insoportable.

¿Y qué hacen cuando sucede? Intentan compensar las pérdidas .

Es un poco como un inversor que ve que el precio de un activo que había comprado pierde valor con el tiempo: si existe la posibilidad de recuperar esa pérdida, evitará vender ese activo el mayor tiempo posible.

Cómo aprovechar la aversión a la pérdida de los demás

Si juegas en la misma mesa con aquellos que sufren demasiado por la aversión a las pérdidas, podrían suceder tres cosas:

  1. Ese jugador gana inmediatamente y luego se va
  2. Ese jugador gana, no exageradamente, y se queda a jugar.
  3. Ese jugador pierde

En el primer caso puede sentirse frustrado, especialmente si muchas de esas ganancias provienen de tu stack, pero en realidad debería estar feliz de que se haya ido, porque ha perdido una buena oportunidad de aprovechar su momento y quitarte otras fichas.

En el segundo puedes volverte más agresivo hacia él, tratando de robar más pozos, porque tu oponente será un poco más conservador, con la esperanza de no desperdiciar las ganancias acumuladas tan fácilmente.

El último es el más complicado, pero potencialmente la más rentable: si usted adopta un estilo más flexible, que puede participar en más botes contra un jugador que ya está perdiendo, porque si no puede recuperar su dinero rápidamente, es probable que esté en tilt y puedes aprovecharlo.

¿Cómo resolver tu miedo a las pérdidas?

¿Qué pasa si usted, y no su oponente, sufre un problema de aversión a la pérdida? La respuesta está dentro de ti, excepto que en este caso no está mal. Puede manejar estas emociones, después de acumular suficiente experiencia, de acuerdo con lo que dice Peterson.

Lo importante, explica el psiquiatra, es tener un plan. En el poker, esto se traduce en decidir a priori en qué circunstancias te sentarás en la mesa y en qué circunstancias te levantarás.

Fuente: assopoker.com

¿Quieres enterarte primero de todo lo que sucede en el mundo del poker? CodigoPoker te brinda la mejor información minuto a minuto en tu social media. Síguenos en Facebook, Twitter, Youtube y Google

NOTICIAS MÁS LEIDAS Presentadas por